Primera semana ‘Nadie se queda solo’

Apenas ha pasado una semana desde que esta iniciativa echara a andar pero ya empieza a dar sus frutos.

‘Nadie se queda solo’ ha nacido con el claro objetivo de acompañar a aquellos que están atravesando esta complicada situación en soledad. Por desgracia, no todo el mundo tiene la suerte de poder compartir sus miedos, inquietudes y preocupaciones con alguien en casa. Son días de incertidumbre y desasosiego en los que se agradece poder sentirse arropado.

Y es aquí en lo que esperamos poder ser útiles: acompañando a aquellos que así lo deseen desde la distancia y con la ayuda del teléfono. Buscando un rato de conversación para acompañarnos mutuamente y para hacer más llevaderos estos días de confinamiento.

En esta primera semana de andadura ‘Nadie se queda solo’ ha sumado 20 voluntarios: 20 personas dispuestas a hacer ese acompañamiento telefónico. Muchas de ellas ya se han puesto en marcha y han tenido ocasión de conversar con las primeras 13 personas que han aceptado este pequeño gesto.

Son hombres y mujeres que, como nos confirman los voluntarios, han sabido agradecer una iniciativa que cuenta ya con el apoyo de diversos colectivos e instituciones abulenses.

Así, ‘Nadie se queda solo’ nace con el respaldo, entre otros, de los Servicios Sociales del Ayuntamiento. Pero también, de muchas parroquias de la capital, cuyas Pastorales de la Salud contactan con los fieles para averiguar quién puede beneficiarse de la iniciativa.

Los colegios Milagrosa Las Nieves y Asunción de Nuestra Señora también se han implicado en el movimiento. Así como también lo han hecho los centros de Atención Primaria de Sacyl.

Se trata de que, entre todos, se logre que ‘Nadie se quede solo’ y encuentre, siempre que lo necesite, una voz amiga al otro lado del teléfono.