Nadie se queda solo

En estos días en los que te puedes sentir solo, que necesitas hablar, que tienes miedo, que estás cansado, que necesitas desahogarte, seguro que te alegrará saber que hay alguien fuera que quiere hacerte compañía. Porque en estos días, nadie se queda solo.


QUIENES SOMOS: 

Somos un grupo de amigos que nos conocemos por diferentes ámbitos, algunos compartimos colegio de los niños (Milagrosa-Las Nieves de Ávila), un grupo de matrimonios que nos reunimos periódicamente con un sacerdote (P. Arturo Díaz, Capellán de la Encarnación de Ávila) para vivir nuestra fe en comunidad, la Comunidad de Hijas de la Caridad, un grupo de profesores del Colegio Milagrosa-Las Nieves de Ávila y el Colegio Diocesano Asunción de Nuestra Señora de Ávila.
Nosotros también estamos aislados, confinados, pero nos gustaría acompañarte.


QUÉ PROPONEMOS:

Hemos puesto en marcha la iniciativa “Nadie se queda solo” con el fin de acompañar telefónicamente a personas que en estos días se puedan sentir solas.Por supuesto, no cuesta dinero!!

TRANSPARENCIA EN EL PROCESO DE ALTA DE VOLUNTARIOS


Queremos dar tranquilidad y confianza a los posibles beneficiarios de las llamadas mediante un proceso exigente para dar de alta a los voluntarios.
El proceso de alta de los voluntarios consiste en los siguientes pasos:
1.- A través de la web cumplimentan un formulario.
2.- ‘Nadie se queda solo’ comprueba su identidad verificando una foto de su DNI.
3.- Se realiza un contacto individualizado con cada uno de ellos.

Aunque parezca mentira hay personas en esta época difícil se aprovechan de las personas vulnerables, por eso queremos muy exigentes en este proceso.


PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS SI:


– Te sientes solo y quieres hablar con alguien para saberte acompañado. 


– Quieres ofrecer tu tiempo para conversar y acompañar telefónicamente a personas que pueden sentirse solas. Si quieres ser voluntario rellena este FORMULARIO


-Conoces a alguna persona que pueda necesitar acompañamiento telefónico en estos días complicados.


AÚN EN TIEMPOS DIFÍCILES, ¡NADIE SE QUEDA SOLO!